Filtración Secretos Militares de EE.UU.

20 Nov


Un error tipográfico envía durante 10 años los secretos militares de EE.UU.

Imagina formar parte de una organización que gestiona volúmenes significativos de información altamente confidencial y que, a pesar de contar con rigurosos protocolos de seguridad, ve comprometida toda su integridad debido a un simple error tipográfico. Ahora, amplía esta perspectiva, considerando que este error se repite no una, sino millones de veces, a lo largo de más de una década, y sorprendentemente, la organización no toma medidas para abordar la situación.

Un error tipográfico ha llevado a que millones de correos electrónicos militares estadounidenses, cargados con información extremadamente delicada, sean enviados a Mali, un aliado de Rusia.

Es fácil pensar en esto como un desliz poco profesional. Sin embargo, la gravedad de la situación se intensifica al considerar que toda la información inadvertidamente filtrada, que ha estado llegando a un destinatario sin un interés particular en ella, está a punto de ser accesible para un socio de la principal competencia de la organización.

Ahora, visualiza el escenario donde este problema está a punto de empeorar. La organización, que ha sido descuidada en el manejo de esta situación a lo largo del tiempo, es nada menos que el Ejército de los Estados Unidos. El destinatario de la información filtrada es un socio de la principal competencia, la República de Mali, un aliado de Rusia. ¿Cómo es posible que un simple error al teclear un dominio envíe correos destinados al ejército estadounidense a un servidor en Mali?

La respuesta es sorprendentemente sencilla: los organismos militares de EE.UU. utilizan la extensión de dominio «.mil» (abreviatura de ‘militar’), mientras que la extensión de dominio correspondiente a Mali es «.ml». La confusión entre una «i» y una «l» ha resultado en la filtración de miles de secretos militares, incluyendo documentos diplomáticos, declaraciones de impuestos y detalles de viajes de altos funcionarios.

Lo que ha evitado hasta ahora una catástrofe para Estados Unidos es que los dominios «.ml» estaban siendo gestionados por una compañía con sede en Países Bajos, Mali Dili, de manera subcontratada. Aunque este hecho ha proporcionado un cierto nivel de seguridad, los militares estadounidenses deberían estar, al menos, algo preocupados por la situación.
Un informe reciente del Financial Times revela que, entre los 117,000 mensajes enviados incorrectamente desde enero, se encuentra información altamente sensible, como el itinerario de viaje del general James McConville, jefe de personal del ejército de Estados Unidos, durante su viaje a Indonesia.

Este contenido abarca desde radiografías y datos médicos hasta información de documentos de identidad, listas de tripulaciones de barcos, mapas de instalaciones y mucho más.

El riesgo asociado con este error tipográfico se ha materializado en situaciones como un agente del FBI que, al intentar reenviar mensajes a su correo electrónico militar, los envió accidentalmente a Mali. Uno de los mensajes incluía una carta diplomática urgente de Turquía al Departamento de Estado de EE. UU. sobre posibles operaciones del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) en Estados Unidos.
Estas revelaciones destacan la necesidad urgente de abordar y corregir este error crítico en la gestión de dominios, considerando las graves implicaciones para la seguridad nacional y las relaciones internacionales.


Si tienes alguna pregunta, escríbenos a mira@miratelecomunicacions.com.

Tags: , , , ,
Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies